No al TTIP

No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones

EQUO Sevilla, la Plataforma por una Auditoría Ciudadana de la Deuda y el Comité local de Sevilla de las “Marchas de la Dignidad”, junto con otras organizaciones que se están sumando, denunciamos que el TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones) no es un simple acuerdo de libre comercio, porque da prioridad a los intereses de las grandes empresas sobre la soberanía de los estados y sobre los intereses de la ciudadanía y los derechos humanos. Su fin último es garantizar mecanismos legales para que las multinacionales y los inversores no encuentren trabas legislativas en los mercados y para que, en caso de encontrarlas, puedan eludirlas sin dificultad, ya que si un Estado negara la actividad a la que determinada multinacional se dedica en su territorio, tendría que indemnizar con grandes sumas de dinero a dicha multinacional.

Esa es la razón por la que las negociaciones, que se encuentran realmente en manos de los lobbies y no de funcionarios públicos y políticos, se están realizando de manera opaca y de espaldas a la opinión pública. Un informe preparado por los mismos grupos de presión, como el CEPR de la banca, habla de un incremento del PIB de hasta el 0.5 %, pero ello no representaría realmente un crecimiento de empleo sino tan solo traspaso de empleo de unos sectores a otros, por lo que el resultado sería un aumento de riqueza exclusivo para las grandes empresas de determinados sectores, como el automovilístico o el alimentario.

La firma de este tratado supondría un paso más para que la economía ocupe el lugar que le corresponde a la política, y para que la sociedad civil quede sometida a las leyes del mercado y no a la de nuestros parlamentos.

En segundo lugar, hay que advertir que la firma de este tratado supondrá la entrada masiva en los países de la UE de alimentos intoxicados por transgénicos, por lo que productos considerados actualmente ilegales por la legislación comunitaria invadirán nuestros mercados, y los consumidores nunca sabremos si están o no contaminados. Esto será así debido a que la normativa estadounidense no hace distinción entre productos transgénicos y no transgénicos, y este tipo de tratados se firman siempre a la baja y atendiendo a la legislación menos restrictiva, que en este caso es la estadounidense.

Las nuevas condiciones del mercado resultantes de esta firma harán más fácil explotar nuestro medioambiente a través de prácticas como el fracking o las prospecciones petrolíferas, y las grandes empresas podrán presionar para obtener medidas “democráticas” y acabar, por ejemplo, con los convenios laborales.

En definitiva, para los colectivos y organizaciones convocantes de la acción sevillana de la jornada de lucha contra el TTIP del 11 de Octubre, la firma de este criminal tratado pone en peligro nuestro modelo social y alimentario, y acabará liquidando los pocos restos que todavía quedan (educación y sanidad) de nuestro estado del bienestar.

Por todo lo anterior, denunciamos los futuros acuerdos TTIP, CETA (Acuerdo Económico y Comercial Global con EEUU y Canadá, a punto de firmarse), TISA (Acuerdo sobre el Comercio de Servicios) y EPA (Acuerdos de asociación económica entre la UE y África y las pequeñas islas del Pacífico); por ello nos unimos a la iniciativa ciudadana europea “STOP TTIP” con el fin de parar estas prácticas abusivas que nos dirigen hacia la dictadura de las multinacionales.

Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones

No al TTIPEQUO dice: NO AL TTIP

4 comentarios

  1. Queremos recuperar, desde nuestros pueblos a nuestro planeta, para los seres vivos, para la vida, para la felicidad, para la colaboracion… Las multinacionales representan lo peor de nuestra civilizacion: es hora de que desaparezcan

  2. Pingback: Solidaridad con Syriza, solidaridad con Andalucía | letras emergentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *