Sevilla: ciudad por el clima y la salud

SEVILLA POR EL CLIMA Y LA SALUD

 

El Ayuntamiento de Sevilla debe trazar y activar una estrategia para contribuir a frenar urgente e intensamente el cambio climático (antes de 2030) y al mismo tiempo mejorar la salud pública de las personas que vivimos en la ciudad. Desde esta doble perspectiva, la mayoría de las iniciativas para la acción en ambas áreas pueden ser complementarias y potenciarse mutuamente. Además, es necesaria una visión de estas iniciativas que llegue más allá del ámbito municipal, pues si muchos de los problemas de la ciudad afectan a un espacio más amplio, las soluciones a los mismos también van a requerir la implicación del ámbito metropolitano.

¿Por qué vincular clima y salud?

El cambio climático es causado por las emisiones a la atmósfera de gases resultantes de la combustión de diversos agentes, que tienen como efecto el calentamiento local y global. Gases que en el espacio que habitamos, son producidos fundamentalmente por la quema de combustibles de vehículos a motor y calderas de calefacción; así como por la incineración de residuos generados por viviendas, empresas y centros públicos. Al mismo tiempo, la combustión de estos agentes origina otros gases causantes de enfermedades, principalmente respiratorias, cardíacas y neurológicas. Por lo tanto, la reducción de estos agentes contaminantes beneficiará tanto al clima, como a la salud pública.

Estrategia ‘doble cero’

La necesidad de intensificar las acciones para reducir las fuentes de emisión de gases contaminantes señaladas en un horizonte de 11 años, obligan a trazar la estrategia antes señalada con el doble objetivo de llegar a cero emisiones y cero residuos. En consecuencia, esta estrategia deberá estar centrada en tres ejes: movilidad, edificación y gestión de residuos en el marco de la economía circular (basada en el círculo de reducir, reciclar y volver a producir).

Plan Integral de Movilidad

Plan Integral de Movilidad, que integre los diferentes modos de movilidad urbana e interurbana: peatonal, en bicicleta y otros vehículos de tracción humana, en vehículos de personas de movilidad reducida, en transporte público y en otros vehículos eléctricos y no eléctricos. Desde la doble perspectiva climática y sanitaria la escala de prioridad de ocupación del espacio público debería ser:

Aceras anchas(1) movilidad peatonal y de personas con diversidad funcional

(2) en bicicleta y otros vehículos de tracción humana (dada la importancia de la actividad física para la salud) y en transporte público

(3) otros vehículos eléctricos y

(4) vehículos no eléctricos.

Programa de desarrollo de la energía solar

Instalación progresiva de paneles solares térmicos y fotovoltaicos en edificios públicos, viviendas y empresas; priorizando la sustitución de calderas de fuel y gas. Como punto de partida está disponible la experiencia de la instalación fotovoltaica de las Cocheras de TUSSAM.

Plan Integral de Gestión de Residuos

Plan Integral de Gestión de Residuos, inspirado en el ‘Plan Estratégico para la implantación de un proyecto de Economía Circular en el ámbito de la gestión de los residuos que se generan en la Sierra de Cádiz’, pero adaptado a las condiciones locales del área metropolitana de Sevilla.

Agencia Municipal para el Clima y la Salud Pública.

Creación de una agencia con competencias transversales, que coordine las acciones de todos los departamentos municipales implicados tanto en las acciones para frenar el cambio climático, como en la Acción Local en Salud.

Empresa Municipal/Metropolitana de Energías Renovables.

Empresa Municipal/Metropolitana de Energías Renovables. Estudiar la creación de una empresa que estimule el desarrollo de las energías renovables en el área metropolitana de Sevilla y, al mismo tiempo, atienda las necesidades de personas en situación de pobreza energética. Considerar la posibilidad de que esta empresa fuera comercializadora de electricidad de fuentes renovables y/o favorecedora de cooperativas para comercializar y consumir electricidad de este origen.

Espacio para el transporte público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *