Primarias en un partido abierto

Esta semana hemos realizado un proceso que debería ser común a todos los partidos políticos, las elecciones primarias para elegir el candidato a la presidencia del Gobierno. Sin embargo, algo tan básico para el respeto a la democracia interna y a las personas que forman los partidos se ha convertido en algo extraordinario en el panorama político español.

Sin duda la sociedad española tiene muchos problemas, pero uno de los que impide cualquier atisbo de solución del resto es que los responsables políticos viven en su búnker, y -por lo que se ve en las declaraciones de patrimonio- en un “mundo feliz” de alto nivel económico y dedicados en exclusiva a la endogamia, a mantener su puesto orgánico y por tanto su posición y su cargo. Profesionales de la política que ya no saben hacer otra cosa.

Nosotros somos “aficionados”. Algunos nos mirarán por encima del hombro, con resquemor, porque no tenemos experiencia política. Y debemos decir que así es. Nunca hemos conspirado con el jefe para ir en las listas, nunca hemos votado contra nuestros principios para que no nos quiten de las listas, ni hemos laminado disidentes. Acabamos de empezar y lo que hacemos es convocar asambleas y elegir nuestras candidaturas en elecciones primarias. Aquí no vale la fidelidad perruna ni la conspiración de salón. Son las personas que forman EQUO (las afiliadas y las que se han registrado en equomunidad) las que eligen a las personas que nos representan.

Juan López de Uralde es ya nuestro candidato a la Presidencia del Gobierno por decisión de las personas que forman EQUO desde la base. Ahora toca que decidamos nuestra candidatura para las elecciones generales en la provincia de Sevilla.

Todas las personas que quieran presentarse deben ser miembros de la equomunidad, firmar su manifiesto y no estar implicados en procesos judiciales por corrupción. Es decir, asumir los principios del partido y ser una persona honrada.
Quienes quieran presentar su candidatura deben hacerlo antes de las tres de la tarde del lunes 19 de septiembre. La forma de hacerlo habrá llegado por correo a las personas que pueden ser candidatos (miembros de la equomunidad). Luego habrá una asamblea para que se presenten y votaciones de forma virtual y presencial.

El programa se redactará también en la equomunidad. Es un ejercicio de apertura a la sociedad. Es una consecuencia de tener claro que es la sociedad en la que tenemos problemas la que puede encontrar también las soluciones. No creemos en la élite de supuestos especialistas (con sus “aciertos” a la hora de ver venir lo que ha pasado) que dirige nuestros destinos como el pastor a las ovejas. Si en la sociedad están los problemas y las personas que los sufren, de ahí tienen que salir propuestas y soluciones. Y candidatos, para eso están las primarias.

No se admiten más comentarios