Frente al paro y la pobreza, proponemos Renta Básica, empleos dignos y una economía verde.

Estamos en una provincia con menos personas: los que se van; y más pobres: los que se quedan.

Las cifras dicen que el paro vuelve a subir en junio en la provincia de Sevilla. Estas cifras siguen siendo brutales ya que miles de familias carecen de ingresos de cualquier tipo. Las cifras a nivel andaluz puede que bajen, pero según todos los informes, la pobreza sigue creciendo.

Para EQUO Sevilla las cifras que hoy se dan sobre el número de parados en nuestra provincia, 245.775 personas, indican que este problema no se soluciona con viejas recetas que muestran su inutilidad para afrontar la difícil situación actual de miles de familias sevillanas, que no son cifras, son nuestros vecinos.

En la Capital se reduce el paro en 611 personas, de lo que nos alegramos; pero en el conjunto de la provincia de Sevilla el paro sube en 308 personas, lo que hace más daño al mundo rural.

Entendemos que es un “delito” el incumplimiento sistemático del Derecho al Trabajo recogido en el artículo 35 de nuestra Constitución. Se trata del delito de la vieja política que nos saquea con descaro para rescatar bancos, autopistas y grandes empresas; mientras se deja en la pobreza a trabajadores o se hunde a los pequeños empresarios y autónomos.

Alberto Pérez, nuestro Coportavoz  en Sevilla, ha manifestado que “es una cuestión de voluntad política, ya que no podemos seguir apostando por lo mismo que nos ha traído hasta aquí. El Alcalde de Sevilla, por ejemplo, sólo piensa en dragados, centros comerciales y en construir nuevos edificios y carreteras para diferentes usos. Una apuesta especulativa que sólo beneficia a unas pocas personas.”

Por otra parte, Elena Tejedor, Coportavoz de EQUO Sevilla, ha manifestado que “no hay salida de la crisis por la vía de la precariedad y la bajada de salarios, sino invirtiendo en futuro, en investigación, tecnología, cultura y, muy importante, abriendo puertas a las personas jóvenes.”

Las nuevas contrataciones de la que los que nos gobiernan se jactan son, en su mayor parte, contratos de prácticas o a tiempo parcial que son un engaño para la economía de las personas que no pueden vivir dignamente.

En nuestra provincia lo que nos encontramos son:

– Abuelos haciéndose cargo, de nuevo,  de toda su descendencia hasta los nietos. ¡Y encima hablan de robarnos de las pensiones!

– Hay cientos de casas vacías y personas sin casa, continúan silenciosamente los desalojos y los desahucios.

– Los pueblos se quedan sin jóvenes y sin futuro.

– La gente no puede pagar la luz y el agua.

Estamos en una provincia con menos personas: los que se van; y más pobres: los que se quedan. Exceptuando una minoría que cada vez tiene más. Organizaciones como Banco de Alimentos, Cáritas y, hasta la Cruz Roja, nos lo vienen recordando cada día.

Y, para este partido ecologista, sí hay una vía de justicia social, de reducción del paro y de erradicación de la pobreza. Se llama Renta Básica Universal, que junto a otras medidas de economía social y ecológica, hacen viable un futuro mejor para todos.

Si quieres saberlo todo sobre Renta Básica, aquí te lo contamos.

No se admiten más comentarios