Construye tu partido

La reforma de la Constitución (a espaldas de los ciudadanos, en pleno agosto y por imposición de los poderes económicos) es un síntoma de todos los defectos de la política tradicional, que ha llevado al desencanto y la desafección a muchas personas. Los partidos tradicionales (los que han apoyado la reforma y los que no) basan su lógica de organización en los mismos argumentos que han llevado a cambiar la Constitución sin consultar al pueblo. La actividad diaria requiere de urgencia y operatividad, luego una élite debe tomar decisiones sin que el pueblo o las bases tengan más papel que…

Ver completo