Incendios forestales: Urge acometer acciones de calado todo el año.

Tras los graves incendios forestales, como este último en El Castillo de las Guardas, está más que justificado catalogar las acciones de los pirómanos como “atentados”.

Además, ante los incendios forestales en Sevilla exigimos un cumplimiento estricto y contundente de la ley ante este tipo de delitos, y señalamos como “responsables” de la gravedad de las consecuencias a una falta de recursos y planificación adecuados.

El último gran incendio en Sevilla, en El Castillo de las Guardas, ha afectado a más de 1.500 hectáreas y ha provocado que se desalojen a 80 vecinos de sus casas. Un incendio intencionado y que desde EQUO definimos como un atentado contra la integridad de los bienes naturales y materiales de todos.

Queremos destacar que no es sólo el grave daño ambiental sino que además estas acciones criminales generan pobreza y pérdidas a las vecinas y vecinos de la comarca afectada.

Mar Oliver, nuestra coportavoz, ha declarado que “ya ha ardido mucha más superficie forestal de la que nos podemos permitir y los recortes en medios materiales y humanos agrava esta problemática”, además insiste en “la Esteban de Manuel de EQUO y Mar Oliver. Programa de EQUO Sevilla.necesidad de concienciar a la ciudadanía de que muchos de estos sucesos se pueden evitar siguiendo unas normas mínimas; la primera, un mayor esfuerzo en educación y prevención.”

Por su parte Estaban de Manuel, coportavoz, propone medidas preventivas como son “luchar contra el abandono del medio rural y de los montes, favoreciendo una economía local y sostenible que fije la población en el territorio. Fomentar un uso del campo y los montes para que la sociedad en su conjunto los valore como dignos del cuidado y la protección de todos”. Quien recalca que “es necesario revertir la ley de montes del PP que favorece la expectativa de negocio urbanístico que está detrás de la mayoría de los incendios.”

Otro tema importante y que agravará la situación de los incendios forestales en los próximos años es el cambio climático. Un problema al que no se presta la atención que merece pero que impacta ya en nuestra vida diaria. Los recursos y medios actuales son insuficientes ante esta realidad.

Consecuencias de incendios forestalesLas consecuencias del cambio climático, con temperaturas más altas de lo normal y la escasez de lluvias, y los recortes presupuestarios que se han producido en la prevención y la lucha contra los incendios por parte de las distintas Administraciones hacen que el riesgo sea mayor, por lo que el cuidado también debe aumentar en consecuencia.

Además quemar el monte sale caro; hemos estimado en tres mil euros por hectárea el coste medio del enorme dispositivo para apagar el fuego, y que es muy superior al operativo necesario de prevención, vigilancia, control y puesta en marcha de los planes locales de Emergencia para los Incendios Forestales. Siempre es más barato prevenir que apagar un incendio, además de otros beneficios como la generación de empleo y evitar que ardan nuestros montes.

Desde EQUO aplaudimos la labor de los agentes que luchan para controlar los incendios forestales. Y exigimos unos contratos estables y dignos para estos trabajadores y trabajadoras que nos salvan de la “quema” y nos proporcionan seguridad y calidad de vida al resto de la ciudadanía.

Otro agravante adicional, y que venimos denunciando públicamente todo el verano, es el total incumplimiento por parte de la Junta de Andalucía del Plan Forestal Andaluz.

Año tras año los incendios forestales siguen dejando una herida profunda por nuestra provincia de Sevilla. Comarcas enteras arrasadas por el fuego, bosques quemados, vidas rotas… El abandono de muchos montes, sumado a los efectos del cambio climático, nos está condenando a sufrir incendios forestales cada vez más grandes, destructivos e imposibles de controlar.

En esta situación, denunciamos la escasez de recursos tanto humanos como materiales dedicados la prevención de forma permanente, y reclamamos que se aplique la ley de forma contundente contra los delincuentes que atentan contra la integridad de los bienes naturales y materiales de todos.

Comentarios cerrados.