Llegó el fin del culebrón especulativo sobre el dragado del Guadalquivir

Ahora tenemos una oportunidad tras la definitiva renuncia del Puerto al dragado del Guadalquivir  

Tras años intentando comenzar el dragado del Guadalquivir, la Autoridad Portuaria de Sevilla se ha visto obligada a renunciar definitivamente al proyecto del dragado del río Guadalquivir.

Por su parte el presidente de la autoridad portuaria, Manuel Gracia, ha planteado la necesidad de adoptar una nueva estrategia que “vele por los intereses del puerto y de su comunidad portuaria en el medio y largo plazo y que cuente con el respaldo social, científico e institucional”.

Esta “nueva estrategia” es la que desde EQUO valoramos como una oportunidad para hacer del río Guadalquivir, a su paso por la ciudad y la provincia, un eje vertebrador en manos de la ciudadanía.

Así, proponemos que todas las admiraciones y organismos vinculados a la gestión del río Guadalquivir en Sevilla creen un equipo de trabajo transversal para recibir, valorar, proponer y ejecutar aquellas medidas que favorezcan el aprovechamiento del río sin perjuicio medioambiental.

Nuestro Coportavoz Esteban de Manuel celebra el fin de “esta amenaza especulativa sobre el río Guadalquivir”, y destaca que es el momento de hacer del río un lugar de uso y disfrute de todas las vecinas y vecinos de la ciudad”.

Por su parte, nuestra Coportavoz Mar Oliver quiere dejar claro que “el río Guadalquivir atraviesa toda nuestra provincia y debe beneficiar a todas las personas que viven en su entorno y no sólo estar al servicio del Puerto de Sevilla o de los intereses de muy pocos pero grandes empresarios o multinacionales”.

Desde EQUO valoramos el fin de este culebrón especulativo del dragado del Guadalquivir como la mejor oportunidad para recuperar el Guadalquivir para uso y disfrute de la ciudadanía, y consideramos que se deben priorizar los siguientes usos y todas ellas bajo el prisma del equilibrio ecológico y respeto al medio ambiente:

  • Mantenimiento y desarrollo de actividades tradicionales como el marisqueo, la pesca y la agricultura de los arrozales.
  • Fomento y crecimiento de las actividades deportivas tanto en la capital con en el resto de localidades de la provincia de Sevilla.
  • Recuperación y restauración de las zonas de ribera degradadas o invadidas.
  • Reparación o creación de caminos señalizados en ambas orillas para uso peatonal, de bicicletas, animales o/y vehículos de tracción animal.
  • Facilitar los medios y permisos para el estudio científico de nuestro río y el desarrollo de I+D+i.
  • Uso del actual tramo navegable como canal y vía de comunicación de transporte público colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *