Crónica del IV Laboratorio de Ideas sobre nuevas herramientas de democracia directa

El Laboratorio de ideas, ciclo de debates y ponencias, volvió ayer día 26 de febrero, tomando como referencia un pilar central actual que lleva siendo un lastre desde hace varios años para el Parlamento Andaluz y el Congreso Español, la regeneración democrática y la participación de la ciudadanía en las decisiones políticas.

El laboratorio de Ideas que ayer se subtituló “Democracia Participativa, herramientas para una democracia directa” tuvo lugar  en el Centro Cívico Los Carteros, convirtiéndose en una jornada activa y participativo debate a partir de las ponencias de las organizaciones y personas expertas invitadas.

Juan Romero, miembro de la organización Opencratio inició el debate apuntando de forma breve que su organización nace de la apertura de los datos públicos. Su filosofía es que si los datos publicos se generan a través de la sociedad, su publicacion y gratuidad debería estar en las manos de la ciudadanía. “Es muy beneficioso el hecho de publicar estos datos públicos, debido a la confianza que da, incluso genera actividad económica e interés a través de esa liberación de datos. Por ejemplo, esto beneficia a los emprendedores, y a las empresas que requieran análisis de campo, o estudios cuantitativos y cualitativos económicos.”

El segundo turno de palabra fue para Adán y Javier Sánchez de  “Las Leyes que queremos” un proyecto surgido del colectivo hackandalus. Este proyecto “surge de ideas y planteamientos en base a qué modo se puede instrumentalizar digitalmente el apoyo para hacer participativos el mecanismo legislativo actual.” Apunta Javier. Adán afirmó que “con unas herramientas adecuadas, cualquier ciudadano que considere inapropiada una ley pueda crear enmiendas u otra redacción paralela de ley”

A continuación Francisco Jurado del colectivo Democracia 4.0 habla del término “ingobernable” en relación al caso de Italia. Jurado concreta que “El mandato representativo actual y español, viene de un contrato, entre mandante y mandatario, sin embargo, como los partidos políticos son los catalizadores, este contrato se ha modificado y los mandatarios son lo que disponen a su antojo sus leyes.” Esta organización tiene la intención de ampliar la participación en el parlamento, pleno, congreso, a toda la ciudadanía a través de su DNI electrónico; de esta forma, apunta Jurado “ganaríamos soberanía como sociedad”. Esto implicaría un reparto de soberanía social, promoviendo una democracia real y directa.

Luisa María Saavedra, asesora del proyecto de ley de participación ciudadana, definió el proyecto de ley como transversal y que surge el Pacto por Andalucía. Según Saavedra: “Esta Ley se ha planteado desde la base, recogiendo información a través de organizaciones y ciudadanía” Esta Ley está basada en el artículo 10.19, donde se especifica una democracia participativa. Actualmente están en un momento de inicio, pero la agenda que tienen es apretada, afirma Luisa, aunque supone que en Junio ya tendrán un texto para llevarlo a trámite parlamentario.

Finalmente fue el turno de Esteban de Manuel, coportavoz de Equo Andalucía, concretando que “la transición democrática es la clave  de esta iniciativa de apertura” Remarca que la implatación de una renta básica universal nos otorgaría independencia y soberanía política y económica.  Otra pieza de la que habla De Manuel es un concepto más amplio que la ley de participación ciudanada y es crear un plebiscito en torno a tres conceptos como es la dimisión del gobierno, la transición democrática y el posterior proceso constituyente.

Igulamente apuntó a la proposición de Equo de un sistema de reparto que surge de la Universidad de Granada que dice que el principio de equidad es un pilar básico, para que sea proporcional y alcanzar un punto democrático deliberativo.

Desde Equo Sevilla, se propone referéndums vinculantes para cualquier ley; por ejemplo, en Sevilla, la ley de presupuestos participativos fue un ejemplo pionero en esta línea, eliminado por el actual gobierno local del Partido Popular. Igualmente, y en referencia a una democracia participativa, Equo defiende un paradigma de políticas públicas alejadas del paternalismo sino que sirvan como apoyo para una autogestión ciudadana.

2 comentarios

  1. Such an imrvsseipe answer! You’ve beaten us all with that!

  2. Wham bam thank you, ma’am, my questions are answered!

No se admiten más comentarios